Honorarios

¿Cómo es nuestra política de honorarios?

El mundo del Derecho es complejo, y poner precio a cada procedimiento dependerá del caso y la particularidad de cada cliente.

Cada caso es distinto, y lo más importante para poder dar un servicio de calidad es analizar las circunstancias particulares y elegir la vía que más convenga a los intereses del cliente.

¿Cobramos la primera consulta?

Por todo lo que comentamos antes, es imprescindible que tengamos una primera reunión presencial. Con esta reunión, lo primero que harás será ponernos cara. Solo de esa forma podrá iniciarse una relación de confianza entre abogado y cliente, que es lo que hará que te sientas más tranquilo a lo largo de todo el proceso.

A esta reunión podrás traernos toda la documentación relativa al caso, y contarnos el contexto, las circunstancias y lo que te preocupa.

Esta primera consulta tiene un coste de 80€, que serán descontados de los honorarios si finalmente decides que nos encarguemos de tu caso. Por lo tanto, en realidad no te costará nada.

Puedes pedir tu cita llamando al 922253382 o por whastapp 629273805

Ojo. El coste de 80€ es únicamente para la primera cita. Si después decides contratarnos, podrás reunirte con nosotros todas las veces que necesites a lo largo del procedimiento.

¿Me pueden dar un presupuesto concreto tras una consulta telefónica o por email?

No. Una consulta telefónica o por email no nos da la oportunidad de que nos cuentes todos los detalles, ni de hacerte las preguntas que creamos que son relevantes.

Pero tras una primera consulta presencial te prepararemos un presupuesto de lo que te va a costar el proceso. También te orientaremos sobre qué otros gastos vas a tener (procurador, peritos, traductores, informes, etc).

¿Son negociables los honorarios?

No. Los honorarios los fija cada despacho libremente, y no son negociables. Lo que sí te ofrecemos es la posibilidad de pagarlo de forma fraccionada si lo necesitas.

¿Cobramos a porcentaje?

Cobrar a porcentaje es una práctica de algunos despachos profesionales, pero no es lo normal en el nuestro.

Los despachos que cobran a porcentaje normalmente sólo se dedican a temas que conllevan una indemnización (accidentes de tráfico, accidentes laborales, despidos…). Así que, lo primero que hay que saber es que no todos los procesos se pueden cobrar de este modo.

Y si nos encontramos en un supuesto donde estemos reclamando una indemnización, no siempre se podrán fijar los honorarios por porcentaje. Hay asuntos que son muy complejos y que pueden tardar mucho tiempo en resolverse. Por eso necesitamos que el pago se haga por adelantado, para poder sufragar todas las horas que le vamos a dedicar a tu caso mientras se resuelve.

No obstante, pregúntanos en la primera consulta y te diremos si puedes acogerte a esta modalidad o no.

Cuando se trata de cosas importantes, te recomendamos que te pongas en manos de un buen profesional. A veces elegir un servicio barato puede salirnos caro, por lo que recomendamos elegir abogados que nos garanticen una buena gestión y éxito en nuestro caso antes que poner el foco en el aspecto económico.